Los neologismos son la prueba de que las lenguas evolucionan y se adaptan a los nuevos tiempos. Ya sea a través del calco léxico o la adaptación a la lengua en cuestión, lo cierto es que su aparición en el habla cotidiana puede resultar sorprendente, inaudito. Más aún por lo difícil que resultan para la prosodia y fonética del castellano términos como tablets o hardware. Sin embargo, el motivo de este artículo es poner el foco sobre aquellos términos que, siendo en mayor o menor medida comunes, aún no han quedado registrados en el Diccionario de la Lengua Española. También cabe recordar que la Real Academia de la Lengua no es una especie de «policía lingüística», sino más bien al contrario: registra los nuevos términos en función de su uso y extensión en el habla.

1.Heteropatriarcado

Este término ha sido difundido en los medios de comunicación gracias a las teorías sociológicas que lo respaldan. El DLE registra la voz patriarcado, y la define como ‘organización social primitiva en que la autoridad es ejercida por un varón jefe de cada familia, extendiéndose este poder a los parientes aun lejanos de un mismo linaje’. Este término, además, añade el afijo hetero para hacer hincapié en el predominio de la varón heterosexual en dicha organización social.

2. Postureo

Otra palabra ampliamente difundida, aunque esta vez debido a las redes sociales, es el sustantivo postureo —y su verbo, posturear—. Está formada a partir del término postura, y su formación imita el paradigma de otros verbos. Los sustantivos acabados en -eo —que expresan acción o efecto de— proceden de verbos acabados en -ear, como tirotear y tiroteo, babear y babeo o pasear y paseo.

3. Selfi

Aunque existen alternativas en castellano, como autorretrato o autofoto, la adaptación del término inglés selfie se impuso como la palabra del año en 2014, según la FUNDÉU.

4. Copipega

Se trata de un calco de la voz inglesa copypaste y se utiliza para expresar la acción de copiar un texto o imagen y pegarla posteriormente en un documento. Igualmente válidas son copipegar, cortapegar y cortapega.

5. Precariado

Al igual que ocurre con otros sustantivos que expresan la noción de clase o colectivo —como proletariado o funcionariado—, la voz precariado es válida según la FUNDÉU. Se utiliza para aludir al ‘sector social que se ve sometido a inestabilidad e incertidumbre laboral prolongadas y que no percibe ingresos o estos son bajos’.

6. Meme

Sabemos que algo es noticia cuando en Internet no paran de proliferar memes sobre un hecho determinado. Por tanto, el meme sería la imagen con o sin texto y de contenido humorístico que se propaga por las redes sociales.

lo-mejor-para-hacer-reir-un-rato-son-los-memes

7. Trolear

Tanto trolear como troleo son voces válidas según la FUNDÉU, que además se encarga de definir el verbo como ‘(acción y efecto de) intervenir en un foro digital con el objetivo de generar polémica’.

8. Poliamor

Igualmente válida es la palabra poliamor, formada a partir del prefijo poli- —del gr. πολυ ‘mucho’— y el término amor, para hacer referencia a la relación amorosa entre tres o más personas con el consentimiento de las partes involucradas. Además, es un calco de la voz inglesa poliamory.

9. Nomofobia

Según la FUNDÉU, se trata de un calco del inglés nomophobia. «La palabra se ha formado por la fusión del adverbio no, el acortamiento mo (a partir de mobile phone) y el sustantivo phobia».

10.Gentrificación

Y por último, otro calco del inglés. En este caso, la palabra se ha tomado del término gentrification, que a su vez se formó a partir del sustantivo gentry, que alude a las personas con alto poder adquisitivo y, por lo general, cercanas a la nobleza. El término alude al proceso mediante el cual una población de un barrio o sector es sustituida por otra con mayor poder adquisitivo, lo que conlleva la revalorización de dicha zona. Es un fenómeno que ha tenido lugar en barrios como el de Chueca (Madrid) o Soho (Nueva York).

En definitiva, es preciso tener en cuenta que el hecho de que una palabra no aparezca en el Diccionario no quiere decir que no sea válida, puesto que algunos adverbios acabados en -mente, voces técnicas o determinados aumentativos o diminutivos no tienen presencia, aunque son comunes en el habla cotidiana.

Anuncios