Buscar

Mi lapsus línguae

«Todo conocimiento pasa necesariamente a través del tamiz del lenguaje» (Salvador Gutiérrez, 2002, p. 24)

La curiosa etimología de la palabra «nostalgia»

La palabra nostalgia nos remite a la pena, a la tristeza, a la melancolía, al recuerdo. Su etimología, como veremos más adelante, así lo refleja. En la literatura griega hay un personaje que encarna la nostalgia: Odiseo. Su regreso a Ítaca veinte años después de haber marchado a Troya ejemplifica el deseo de retorno ligado a la idea de añoranza de nuestro hogar y de nuestra patria.

En el Diccionario de la Lengua Española encontramos dos acepciones para esta palabra:

1. f. Pena de verse ausente de la patria o de los deudos o amigos. 2. f. Tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida.

En ambos casos podemos inferir que hay una ausencia que provoca un dolor al ser recordada, lo que nos produce la añoranza de un tiempo o lugar pretérito, que ya hemos dejado atrás. Su etimología precisamente alude a ese dolor; el sustantivo griego νόστος puede significar ‘vuelta a la patria’, ‘regreso’ y también ‘llegada’ o ‘viaje’. A partir de este término se ha formado el adjetivo νόστιμος, ον, que alude a aquella persona ‘cuya vuelta es posible’ o ‘que vuelve a la patria’. También el verbo νοστέω cuenta con varios significados, aunque todos relacionados con la idea de regreso, de llegada o de viaje. Por eso se puede traducir como ‘volver a la patria’, ‘alcanzar’, ‘venir’, viajar’ o ‘llegar sano y salvo’.

John William Waterhouse – Ulises y las sirenas

Por su parte, el sufijo -algia alude al dolor provocado por algún motivo en concreto. De hecho, el término ἄλγος significa ‘dolor’, ‘pena’ o ‘tristeza’. Así pues, en el léxico de la medicina es común encontrar sustantivos acabados en -algia, como lumbalgia ‘dolor en la zona lumbar’, neuralgia ‘dolor en un nervio o en la cabeza’, cardialgia ‘dolor en el cardias que oprime el corazón’ o cefalalgia, literalmente, ‘dolor de cabeza’.

En definitiva, la nostalgia es una palabra que nos remite a la añoranza, a la melancolía, a aquello a lo que los gallegos denominan morriña, y que no es otra cosa que la tristeza que nos provoca estar lejos de nuestra patria y de nuestros seres queridos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: