Buscar

Mi lapsus línguae

«Todo conocimiento pasa necesariamente a través del tamiz del lenguaje» (Salvador Gutiérrez, 2002, p. 24)

La presencia de las lenguas clásicas en la política actual

Parece evidente que los sistemas parlamentarios actuales poco se asemejan a la Boulé ateniense o al Senado romano; sin embargo, la asimilación e imitación de los cargos romanos se lleva produciendo ab initio historiae. Desde Carlomagno hasta los zares rusos o los káiseres alemanes, observamos un interés por la romanitas, quizás desmesurado, que a la vez sirve como justificación de las políticas llevadas a cabo, en tanto que la equiparación de los gobernantes con sus homólogos romanos los legitima para acometer todo tipo de empresas.

Tomando el ejemplo de Carlomagno, su nombramiento como Imperator Augustus Romanum gobernans Imperium sería una forma de reflejar la herencia del otrora Imperio Romano, hecho que serviría para reconocer a este como el legitimado sucesor del imperio que surgió en el Lacio. A la par, en Bizancio el máximo dirigente recibía el nombre de basileus —del gr. Βασιλεύς, ‘rey’—, término que en época micénica designaba al rey o cabecilla tribal. El origen de estos títulos que conmemoraban las hazañas de gobernadores pasados parece estar en el título honorífico de augustus que se le concedió a Cayo Julio César Octaviano en el año 27 a.C. Independientemente de los títulos que le fueron concedidos —pater patriae, pontifex maximus o princeps senatus— el título de augustus fue el único que se reservaría en exclusiva para el emperador, como atestiguan los emperadores posteriores a Octavio.

romanempire_117-svg
Extensión del Imperio en el año 117 d.C., año de la muerte del emperador Trajano.

Del título de caesar, también hereditario, proceden algunos términos que hoy en día parecen guardar poca correspondencia, como káiser, en alemán, o zar, en ruso. No obstante, no solo estos títulos aluden a emperadores romanos. En turco, búlgaro o esloveno, por ejemplo, se emplea la palabra kral para hacer referencia al rey, pues su etimología nos remite directamente a Carlomagno.

¿Qué tienen en común términos como príncipe, emperador o presidente?

En la prensa, frecuentemente, encontramos palabras relacionadas con la política que designan cargos o instituciones, sin saber realmente de dónde proceden tales atribuciones. Quien tenga un conocimiento básico de latín sabrá que presidente es «el que preside», puesto que es el participio de presente del verbo latino praesideo ‘presidir, proteger’. Sin embargo, algo diferente ocurre con el término príncipedel lat. princeps, principis— puesto que en latín este término se formó a partir del adjetivo primus ‘primero’ y del verbo capio ‘coger, conquistar’. La labor del princeps era la de ocupar el primer lugar en cuanto a dignidad, y esto se trasladaba al Senado, pues el princeps era el primero en dar su opinión. Como vemos, la labor difiere mucho de la actual, pues hoy en día alude al hijo heredero del monarca, aunque el DLE también recoge la acepción de ‘monarca o soberano’.

Algo semejante ocurre con la figura del imperator; este término está relacionado con el sustantivo imperium ‘poder militar y judicial’, el verbo impero ‘mandar, ejercer el mando’ o el sustantivo imperitum ‘mandato’. El imperator, por tanto, es el jefe supremo, el que manda en el ejército. En definitiva, la asimilación y apropiación de términos que en su origen designaban a una realidad distinta puede conducir a error, pues la variación de significado sea tal que no relacionemos los términos entre sí. Siguiendo estas premisas, ¿deberíamos llamar Senado a ese lugar en el que hoy se pasean ineptos como antaño lo hicieron Cicerón, Augusto o Trajano? Burda comparatio.

 

Obras consultadas:

Barceló, P., Breve historia de Grecia y Roma. Madrid: Alianza editorial, 2007.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, Diccionario de la lengua española. Madrid: Espasa, 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: